Mostrando entradas con la etiqueta Budismo-Hinduismo-Ley del Karma-Relaciones kármicas-Conflictos de otras vidas-Síntomas más frecuentes-. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Budismo-Hinduismo-Ley del Karma-Relaciones kármicas-Conflictos de otras vidas-Síntomas más frecuentes-. Mostrar todas las entradas

jueves, 3 de julio de 2014

LA LEY DEL KARMA-RELACIONES KÁRMICAS -CONFLICTOS DE OTRAS VIDAS-SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES.(Ing.Carlos Mora Vanegas y otras publicaciones)


LA LEY DEL KARMA 

La idea de este post nació a partir de una conversación con una persona que creía a rajatabla en la Ley del Karma y la aplicaba a cuanta situación sin una explicación aparente aparecía en un contexto conflictivo.

Personalmente,descreo de todo aquello sin debida comprobación empírica,por lo tanto más que la ley del karma, para mi consideración, y con todo el respeto que me merecen los creyentes de ésta doctrina,para mí es mucho más correcto,llamarla "teoría de relaciones kármicas".

Esta nota del Ingeniero Carlos Mora Vanegas es muy descriptiva y muy coherente, además de que parte del punto de vista de un profesional enfocado en muchas áreas dedicadas al mejoramiento personal y profesional del ser humano,por eso es la elegida para ilustrarnos acerca de éste tema.
Espero que sea eficaz y de correcta comprensión




Comprensión de la ley del karma en diferentes contextos

En el mundo occidental, que ya se ha convertido en una parte integral de la cultura popular y es una comprensión básica de la filosofía de la "Ley del Karma".
De hecho, entre los principios kármicos, las culturas modernas y las religiones se pueden detectar muchas similitudes entre ellos.

Es como si las buenas obras del cristianismo, o viceversa, "si haces las cosas bien, va a volver a ti", puede estar relacionado con la interpretación del concepto de "si haces las cosas mal, lo malo de las cosas van a pasar a ti. "

La gran diferencia, sin embargo, es que los cristianos creen que todo se puede superar con el amor y con el perdón.
Mientras tanto, la espiritualidad moderna, que gira en torno al principio de que la virtud es recompensada y que el pecado lleva al sufrimiento, la"Ley del Karma," para una gran cantidad de gente ,se trata de una más razonable forma que tomar la espiritualidad de la condenación eterna para los pecadores.
¿Funciona realmente el "trabajo"(karma) o traducido "labores"?.

La ley de la causalidad moral incluyen específicamente a la causa y el efecto del ciclo.
En consecuencia, no hay nada que una persona, pueda hacer, no vale la pena.
El karma entonces es todo lo que una persona ya está sumando en la actualidad, lo que es y lo que va a hacer en el futuro sobre las sumas de los ciclos.
Es un principio universal, lo que significa que nadie más que Dios o una fuerza superior universal que puede cambiar su curso.
Karma de una persona significa todo lo que es naturalmente, de lo cual él mismo sea responsable.
Esto quiere decir que así se sienta feliz o triste, todo depende de sus acciones.
La acción incluye todas las acciones, y no sólo aquellos que son percibidos por el público.

Hay que pensar seriamente acerca de los resultados propios de los actos de una persona.
Ley que para la mayoría de religiones de Asia, el hinduismo, el budismo y el jainismo de la India era tan importante ,aunque existen marcadas diferencias entre la forma en que se explican.
En el hinduismo, la "Ley del Karma" se incluye el concepto de un Dios y se utiliza principalmente para proporcionar el conocimiento de lo que es malo.
Esta relación de acción-reacción que es en gran medida universal, la vida presente y el pasado se explican como control.
Este concepto reside en nuestra acción emocional o de conciencia, y esta es la reacción justa o inconsciente.
La ley se explica en la epopeya hindú Mahabharata , entre el primer héroe Arjuna y su auriga, Krishna, a través de una interacción entre imágenes.
La conversación versaba sobre diversos temas de la ética y la filosofía, y Vendanta y ha servido de base para el concepto hindú de Karma.
En el budismo, "la Ley del Karma" se utiliza en un sentido más bien moral, en lugar de una explicación para los fenómenos naturales.
Para los creyentes del budismo, el karma es la creencia que se centra en acciones presentes que afectarán su propio futuro.
En resumen, todo tiene sus consecuencias, dentro de toda la vida o de un resultado exitoso que puede venir a la vida.
Tenga en cuenta que en el budismo, el karma es la razón por la que no se centran más que en el impacto.
Los resultados de una acción se basan en ciertas condiciones.
La noción budista de karma implica el renacimiento, pero no es la única base.


"Todo encierra una explicación" 
(Ing.Carlos Mora Vanegas)


"Camina plácidamente entre el ruido y la prisa, y observa la paz que se puede encontrar en el silencio, mientras te sea posible...."

Cada acción que se manifiesta encierra una explicación, más, cuando ello genera resultado a veces insólito, no muy normales. Nos corresponde a cada uno estar atento en determinar el por qué de ello, una explicación que nos permita adentrarnos en su esencia, razón de ser.

No podemos descuidarnos al respecto, debemos siempre estar atentos del por qué de ello, de esa forma, apreciamos su alcance, evaluamos sus repercusiones y desde luego, nos permite determinar todo lo que encierra.

Mientras permanecemos con vida y actuamos en el entorno en donde nos desenvolvemos, cualquiera sea el rol con que nos hemos identificado, debemos estar despierto, atento en todo lo que se genera con nuestro comportamiento, en todo aquello que tiene incidencia en nuestro aprendizaje, crecimiento.

Para ello, se nos ha legado un extraordinario potencial, como es la mente, que nos permite discernir, escudriñar en todo aquello que se nos manifiesta a fin de encontrar la repuesta lógica del por qué de ello.

Es muy cierto, cuando se manifiesta el hecho, que no sabemos quienes son esas personas, no obstante, cuando fijamos los ojos en ellos, algo interno nos indica, que ellos afectarán nuestra vida de una manera significativa.

Desde luego, dentro de lo que la mente espiritual encierra, hay explicaciones.

Muchas veces difícil de considerar por la formación, aprendizaje que se tiene, al no aceptar por ejemplo, el término de la reencarnación, supervivencia, aspecto seriamente estudiado por muchas universidades, como el caso del Dr. Ian Stevenson, de la Universidad de Virginia, Estados Unidos, que ha publicado libros al respecto, por ejemplo, cien caso de reencarnación, en donde ha comprobado de su existencia.

La explicación que la mente espiritual indica, es, que esas personas ya nos eran conocidas y por relaciones karmicas se vuelven a encontrar, desde luego, con otros vehículos físicos, no obstante, se reconocen y cumplen con los compromisos que se contrajeron de acuerdo a sus actuaciones en ese entonces.

Se nos indica además, que no se puede negar que algunas veces nos pasan cosas que parecen horribles, no agradables, bochornosas, insólitas, dolorosas e injustas, y se está conciente, se entiende, que sino la superamos, jamás le daríamos paso a usar ese potencial que se nos ha legado, esa energía especial que tenemos a fin de afrontar la situación, sobre pasarla y salir adelante.

Todos los hechos que se manifiestan tienen una razón de ser, producto de nuestras acciones, de nuestro crecimiento, de saber aprovechar la vida que se nos da y utilizar la oportunidad que se nos concede de manifestarnos con esta forma física que hoy tenemos.

De ahí, que se nos indica, que todo pasa por una razón en la vida.

Nada sucede por casualidad o por la suerte; enfermedades, heridas, el amor, momentos perdidos de grandeza o de puras tonterías, todo ocurre para probar la fortaleza de nuestro espíritu, el si realmente estamos atento en la manera como actuamos, sabemos aprovechar manejar nuestras capacidades energéticas, dentro del tiempo que se nos permite estar.

Se nos recuerda también, que mientras permanecemos con vida, con esta forma, en este plano en donde actuamos, debemos estar plenamente consciente que nuestras acciones generan resultados, que a lo largo nos invitan a determinar, comprender como le dimos vida, cuál es su razón de ser, hacia donde queremos llegar con ello, así, como determinar, el por qué no de su logro, obstáculos que se presentan, civisitudes, a fin de determinar que tan claramente estamos identificados con el alcance y repercusiones de su razón de ser.
Las caídas y los triunfos que experimentamos crean la persona que somos.
Aún se puede aprender de las malas experiencias.
Es más, quizás sean las más significativas en nuestras vidas.
Se señala, que si alguien nos hiere, traiciona, afecta nuestro sentimiento, nos invita a indagar el por qué de ello, en que nos equivocamos, el por que se permitió que se llegara a tal situación.
Definitivamente, se sugiere ser mejor cada día, aprovechar, de preocuparnos en como actuamos, el por qué se presentan acciones, hechos que nos desarmonizan, como también nos proporcionan felicidad, es decir, estar atento en las causas de ello.

Propongámonos estar atento en todo lo que se pueda aprender, porque quizás más adelante no se tenga la oportunidad de aprender lo que se tiene que aprender de ese momento.

Nos corresponde a cada uno saber aprovechar nuestra vida, manejar adecuadamente nuestro potencial divino y humano que se nos ha prestado durante un cierto tiempo, para crecer espiritualmente, compenetrarnos con nuestro yo Superior que mora en nosotros, saber interpretar lo que la intuición nos lega que nos ayude a explicar el por qué de muchas cosas, y proporciona información colaboración a la mente lógica para comprender el por qué de muchos hechos, sin caer bajo la hipnosis del fanatismo, creencias.

Es nuestro compromiso, dar repuesta, al porqué de muchos hechos que se nos presentan en la vida, determinar su causa, la razón de sus efectos y seguir avanzando en lo espiritual que es lo trascendental.

Recuerde, usted tiene las repuestas si se propone indagarlo, simplemente no se descuide, préstele atención a los hechos.

LA LEY DEL KARMA
                                  (Revista Predicciones Bimestral- Dicienbre 2003)



El concepto de karma -ley divina de causa y efecto por la cual un individuo conforma su destino- ocupa un lugar central en muchas filosofías y religiones.

Es una ley universal que asegura que el hombre está siempre sujeto a sus acciones y debe hacerse responsable de las consecuencias que cada uno de sus actos comporta.

Conectado con un complejo sistema de reencarnaciones, la ley cósmica dicta que obtenemos lo que nos merecemos: es decir, nuestras acciones en esta vida determinarán nuestro estado en nuestra próxima vida en la Tierra y en el más allá.

Diferentes religiones pueden variar en los detalles de cómo es juzgada el alma, pero en su mayoría coinciden en que al final de cada vida terrenal, el alma ha de enfrentarse a un contable divino que le lee un balance celestial de sus obras buenas y malas.

Las personas que han vivido vidas de gran pureza y virtud, evitando los pensamientos y actos malvados, son librados de la necesidad de reencarnarse y entran en reinos espierituales para obtener la buenaventuranza eterna.

Los mortales menos buenos deben regresar a la Tierra para aprender nuevas lecciones y evolucionar progresivamente hacia la perfección.





CONFLICTOS DE OTRAS VIDAS

Cuando se trata de problemas kármicos, hay que hacer una aclaración.

El hecho de identificar la raíz de un conflicto en una vida pasada no es razón para lamentarse de esa suerte y creer que el problema no tiene solución.
Si los errores de otras vidas lo están perturbando en la actualidad, piense que usted ha elegido las circunstancias de hoy para enmendarlos.
No se equivoque.
Una herencia kármica no implica que merece la desgracia que le ha tocado.
Si usted aprende a identificar esa deuda y trabaja en esta vida para saldarla, superará todos los inconvenientes que le afectan.

LOS 8 SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES.

1- Miedos o fobias irracionales, cuyo origen no puede explicarse por ningún acontecimiento de la vida actual.

2- Sentimientos de culpa permanentes, exceso de consideración hacia la sensibilidad de los demás, postergación de los propios deseos en beneficio de los deseos del otro.

3- Problemas sexuales o fantasías sexuales repetidas que parecen inexplicables. En sí mismas las fantasías no son un problema, pero si son demasiado reales y perturban su relación de pareja, puede tratarse de un recuerdo kármico.

4- Prejuicios que parecen ilógicos o incluso irracionales dentro del marco de referencia de la moralidad imperante en la actualidad.

5- Problemas laborales por la imposibilidad de adaptarse a los adelantos tecnológicos y a la forma de trabajo.
6-Problemas de identidad. Dudas sobre quién es uno realmente. Sensación de que se es un impostor en todos los planos de la vida.

7- Hipocondría y miedo a la muerte que no pueden explicarse por experiencias de la vida actual. El recordar, aunque sea vagamente, que uno muere en otro tiempo, puede ser la causa de una neurosis de origen kármico. La forma de muerte pasada es determinante de una gran variedad de fobias (miedo al fuego, vértigo, claustrofobia, miedo al agua, etc).

8- Relaciones difíciles, sin explicación. Muchas relaciones importantes de esta vida han sido entabladas en vidas anteriores. Los sujetos de tales relaciones kármicas suelen ser familiares, amigos, amantes, compañeros de trabajo, etc...Lo más probable, es que se deba resolver una situación pasada con cada uno de ellos. Esos vínculos son bidireccionales. Se trata de acuerdos en el que participan dos individuos a la vez y con fines bien definidos.


SALDAR CUENTAS CON EL PASADO.

Una manera de liberar el karma puede ser la apertura y limpieza de los chakras.

Otro método es la regresión a vidas pasadas, así como la psicoterapia, etc.
Pero el hecho de detectar problemas y el cambio de actitud que eso genera, ya es un paso fundamental para debilitar el karma y comenzar a disolverlo.

- Cultivar el buen humor, la amabilidad y confortar a quienes se nos acerquen.

- Ver en los niños verdaderos instrumentos de Dios y jamás herirlos en forma física o verbal.

- Compartir lo poco o mucho que se tenga, en la seguridad de que la Ley de Providencia jamás permitirá que le falte nada.

- Perdonar a quienes lo ofenden, hieren o maltratan, entendiendo que son personas que se cruzaron en su camino para acelerar el pago de sus deudas kármicas.

- Respetarse a sí mismo, cuidando el cuerpo y buscando compañías y diversiones que alegren el espíritu.


- No evitar ningún inconveniente, sino tratar de enfrentarlo con la mayor humildad posible y sabiendo que dará lo mejor de sí para resolverlo.


(Fuentes:http://www.ArticleStreet.com/profile/abs9360-121.html )

Revista Predicciones Bimestral- Diciembre 2003)